Publicado por & archivado en blog, restaurante.

Com bien sabéis, la pasión por los vinos de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles, y nuestro afán por difundir sus bondades y diversidad entre el gran público constituyen el motor creativo y el alma de la Taberna El Nº 10, espacio ideal para conocer y disfrutar de los caldos cordobeses. Fino viejo, fino joven, amontillado, Palo Cortado, Pedro Ximénez… La DO Montilla-Moriles está plena de variedad de paladares y sabores, ideales para cada ocasión. Hoy nos vamos a detener en uno de los elementos esenciales en la elaboración de estos vinos: las botas o toneles.

Un simple paseo por Montilla, Moriles o alguna de las otras localidades de la comarca revela la proliferación de otro negocio paralelo a las bodegas, pero con la misma vocación artesanal y familiar: las tonelerías. Generaciones y generaciones de cordobeses se han dedicado a este noble oficio, Y es que es un oficio con una venerable y longeva tradición en la zona: cuentan que las primeras tonelerías surgieron en esta zona entorno al siglo XV. Y muy posiblemente fuese una industria que floreciese a la par que la navegación, ya que estos grandes toneles eran uno de los elementos más fiables para el transporte de mercancías.

botas de Montilla Moriles en El nº 10

Buena parte de las cualidades de los vinos de la DO Montilla Moriles están vinculadas a su envejecimiento en botas.

El proceso de elaboración de las botas es arduo y minucioso, y no ha perdido su carácter artesanal en los últimos años. Los toneles se elaboran principalmente con madera de roble americano envejecida, por sus especiales cualidades. El fuego y el martillo son prácticamente los únicos elementos que el tonelero sigue empleando para domar la madera y dotarla de forma. Para cada barril utilizan 25 listones de madera, y el volumen varía según el tipo de vino que vaya a albergar.

Tan buenas prestaciones ofrece para la elaboración de vinos y licores, que son ya muchas las empresas extranjeras de bebidas espirituosas, como el ron o el whisky, que confían la elaboración de sus barriles a las expertas manos de los toneleros cordobeses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *