Publicado por & archivado en Sin categoría.

Su sabor personal y excelentes cualidades lo convierten en la mejor opción para el aperitivo. Pocos vinos logran realzar el sabor de exquisiteces como el jamón ibérico de bellota de los Pedroches o el marisco. Los más jóvenes también combinan muy bien con los pescados. ¡Y mantienen un romance de resultados irresistibles con el entrante cordobés por excelencia, el salmorejo!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *