Publicado por & archivado en blog, restaurante.

Lectura y vino: ¡qué gran combinación! Por ello mismo, en la Taberna El Nº 10 no nos hemos resistido a aprovechar la celebración hoy 23 de abril del Día del Libro para destacar algunos títulos con nuestra afición favorita como tema central: el vino. No pretende ser una lista exhaustiva, sino una breve y variada selección que demuestre que caldos y letras son un matrimonio bien avenido. ¡Allá vamos!

untitled

1. ‘Permítame que le hable sobre vino: Guía para entender y disfrutar del vino’ de Oz Clarke (editorial Blume): Clarke es uno de los enólogos y divulgadores sobre el vino más reputado. En sus libros huye de tecnicismos y barroquismos con el lenguaje, y por ello constituyen un perfecto pórtico de entrada para el profano. En éste analiza más de 300 caldos.

Libro vino 2

2. ‘El vino: de la cepa a la copa’ de María Isabel Mijares y José Antonio Sáez (editorial Mundi-Prensa Libros): esta obra comparte el mismo carácter didáctico del anterior, pero esta vez centrado en el proceso de elaboración. Desde la siembra al paladar. Y con una útil guía con consejos para comprar, almacenar y catar vino.

Libro vino 3

3. ‘Los Supervinos 2015. La Guía de Vinos del Supermercado’ de Joan C. Martín (editorial Las guías del Lince): un estupendo volumen para encontrar auténticas joyas enológicas entre las estanterías de tu supermercado más cercano. Imprescindible.

Libro vino 4

4. ‘Muerte entre los viñedos’ de Jean Pierre Alaux y Nöel Balen (editorial Maeva): para huir del ensayo, os recomendamos esta novela (primera de la llamada Trilogía ‘La sangre de la viña). Un relato detectivesco ambientado en el mundo del vino y protagonizado por el carismático enólogo Benjamin Cooker.

Libro vino 5

5. ‘Los vinos de Montilla-Moriles’ de Manuel María López Alejandre (editado por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía): no podíamos terminar este repaso bibliográfico por el mundo del vino sin mencionar este volumen, una guía rápida y sencilla sobre los vinos de nuestra tierra.

Ya sabéis: un buen sillón orejeo, descorchar una buena botella de vino… ¡y a disfrutar de la lectura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *