Publicado por & archivado en blog, restaurante.

¡Ya estamos de vuelta! Han sido unas vacaciones ideales para descansar, replantear algunos detalles, idear novedades y así volver con renovadas ganas a la Taberna El Nº 10 y el tórrido verano de Córdoba. Nuestros salones y azotea bullen de visitantes, y las botas con los vinos más selectos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles están a pleno rendimiento, sirviendo copas y medios a buen ritmo.

Para el arranque tras el paréntesis estival, decidimos que la ocasión merecía algún detalle especial. Por ello, planteamos una charla entre nuestro gerente, Miguel Cabezas, y el coordinador del curso de la Universidad de Córdoba ‘Lujo-Gourmet. El Mercado del Lujo: Exportación y Marketing de Productos Premium y Gourmet’, Antonio Ruiz. Durante un fragmento de esa charla, que compartimos en video el pasado miércoles en nuestro perfil en Facebook, Miguel Cabezas desgranó el origen y sentido de una de las propuestas más sugerentes de nuestra carta: las llamadas ‘Parejas perfectas’.

“Para dinamizar nuestra taberna y crear una propuesta diferente y original, apostamos por este concepto por delante del maridaje, algo agotado por el uso”, destacaba nuestro gerente. Recurrir al término pareja para relacionar cada caldo de Montilla-Moriles con una tapa concreta de la gastronomía cordobesa, también constituía una forma de reinvindicar y poner en valor a los vinos generosos de la campiña cordobesa.

En el concepto, también contó con un papel esencial el jefe de bodega de Bodegas Robles, Juan Bolaños. “Nos recordó que en la comarca siempre se afirmaba que cada vino tiene su pareja, y que la novia del vino siempre fue la tapa”, apuntó Miguel Cabezas.

Es por ello que una de las propuestas que ofrecemos a nuestros clientes son estas ‘Parejas perfectas’. Nos permitimos recomendar alguna muestra singular de nuestra cocina, del salmorejo a carrillada ibérica o anchoas de San Filippo. Parejas bien avenidas, y que se complementan para sacar lo mejor de cada parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *